Spanish Panama Language School

Enroll Now

¿Puede alguien vivir sin estómago? ¡SÍ! Y usted también… si tiene que hacerlo


¿Puede alguien vivir sin estómago? ¡SÍ! Y usted también… si tiene que hacerlo
“Si usted no tiene estómago… ¿A dónde va la comida?”… “Pero ¿Cómo se come sin tener estómago?”

Aquellas preguntas o la mirada de incredulidad en el rostro de una persona cuando le he dicho que no tengo estómago, son momentos que he aprendido a disfrutar con buen sentido del humor, en lugar de apenarme o tener un sentimiento de vergüenza.
Definitivamente hay ajustes sociales y psicológicos que uno hace al perder todo el estómago con un cirujano, especialmente si nunca antes en tu vida habías tenido ningún problema de estómago. Con el 100% de mi estómago removido, de un hombre perfectamente sano, pude haber pensado en mejores formas de pasar mi cumpleaños número 50, que en una mesa de operaciones con una probabilidad de muerte. A mis 50 años de vida, comparé mi sistema digestivo como si fuera el de un bebé; aprendiendo a comer, realmente sin saber lo que iba a pasar con cada nueva cucharada. Estaba perdiendo dos (2) libras a la semana durante ocho (8) meses sin saber cuándo terminaría. Aquí no entraré en detalles repugnantes (vómitos, asfixia, aversiones, los análisis, las subidas de azúcar, la intolerancia, las fluctuaciones de la dieta, volver a los hospitales, repetir los análisis…) Como usted, yo probablemente no tuviera estómago para seguir leyendo esto. (¡Es broma!)…

Fui diagnosticado positivo con el mismo gen que ha infligido en mi árbol familiar de lado materno (las generaciones actuales y las pasadas), y ahora sabiendo que sólo está presente en alrededor de 150 familias en todo el mundo. El gen causa una condición conocida como Cáncer Gástrico Difuso Hereditario (HDGC, por sus siglas en inglés), y se encuentra presente en alrededor del 2% de las personas con cáncer de estómago. Se trata de una característica heredada, y significa que como hombre, yo tenía en mi vida un 80% de probabilidades de desarrollar cáncer de estómago. HDGC discrimina aún más contra las mujeres: además de tener un 80% de probabilidad de contraer cáncer de estómago, también hay un 60% de posibilidad de contraer cáncer de mama.
En términos genéticos, el gen asociado con HDGC se llama CDH1, y está situado en el cromosoma 16. Los orígenes de este descubrimiento datan desde 1998, dentro de las tribus Maoríes de Nueva Zelanda. El gen CDH1 se detecta por medio de un simple análisis de sangre. Si alguien observa que ha habido una gran cantidad de cáncer de estómago en su familia y parientes, hay la posibilidad de que exista este gen. Para más información ver la página: http://www.nostomachforcancer.org/

Con todo este conocimiento de hoy en día, se sospecha ahora que mi mamá, la mayoría de sus siete (7) hermanos y hermanas, y mi abuela, así como también muchas generaciones de primos, todos hayan muerto de cáncer de estómago. Ser testigo de presenciar una muerte lenta por cáncer de estómago en los próximos 5 años, es una experiencia horrible, y se ha dicho que esta forma de cáncer de estómago es la segunda peor forma de cáncer que un ser humano pueda tener.

Algunos dicen que mi generación tiene mucha suerte, ya que sin la computadora – los descubrimientos tecnológicos chocando con enormes avances científicos en genética en este preciso momento de la historia humana, y llegando a un clímax en sólo los últimos 15 años – yo nunca habría sido capaz de tomar esta decisión “radical” para salvar mi vida. “These are the days of miracle and wonder” traducido al español, “Estos son los días del milagro y la maravilla”, como dice la canción de Paul Simon. Es increíble pensar que muchos de mis antepasados hubieran muerto con esta aflicción de estómago, en miles de años pasados sin saber muy bien por qué.

Me entristece que quizás haya en este momento familias en Panamá (que tienen una tasa alta de cáncer de estómago), así como también, en todo el mundo de habla hispana, que tienen el mismo gen. Sus seres queridos pudieran estar muriendo de cáncer de estómago y, asumiendo que no habría manera de saber lo que está pasando y, aún teniendo las opciones que yo tuve.

Así, mi necesidad de escribir sobre esto en español es para ayudar a crear conciencia, ya que Panamá aún no está al alcance de este procedimiento de diagnóstico, que en realidad, pudiese ahorrar dinero en gastos médicos, así como también una gran cantidad de sufrimiento humano.

De acuerdo a mi propia experiencia personal, no es nada fácil ser diagnosticado positivo a este gen. Después de haber sido vegetariano, con una leve predisposición en contra de “la medicina occidental”, pensé mucho en la posibilidad de no seguir adelante con este terrible procedimiento. Se trata de un nuevo descubrimiento, pensé: “Si las probabilidades eran un 80% de contraer cáncer de estómago, ¿Qué hace el otro 20% de la gente para evitar que ellos contraigan el cáncer?”. Sin embargo, los estudios genéticos y las consiguientes estadísticas de mortalidad son bastantes precisas, y como mencionó una vez mi cuñada “No hubieras podido ser capaz de comer, sin salir de ésta”. El problema es que usted tiene que vivir el resto de su vida preguntándose lo que realmente es cada sensación en su estómago o garganta. Si es positivo a este gen, es posible que se despierte por la mañana con un dolor de barriga, y con la preocupación de -¿Qué será esto? – Podría ser el comienzo de un doloroso final de los 5 años de vida que tiene por delante o tal vez es sólo un dolor de barriga. Sé a ciencia cierta que es una idea difícil de aceptar. Ya que he tenido primos (algunos de mi edad), que se han negado a realizarse la cirugía, a pesar de haber salido positivo (y ellos consiguen ese dolor de estómago). Este es el punto en donde muchos deciden tener la cirugía. El cirujano los abre, y luego los cose, aunque es demasiado tarde. Incluso cuando se hacen constante la endoscopía. Este tipo de cáncer no se puede detectar a menudo en sus primeras etapas, ya que comienza en las paredes del estómago y casi siempre cuando se detecta, se propaga tan rápido que ya es demasiado tarde. No sabemos lo que nos deparará el futuro, sin embargo, la ciencia está avanzando rápidamente en esta área, y hay esperanza de otras opciones, pero es poco probable que haya un gran cambio en los próximos 10 años.

Los que hemos tenido esta cirugía radical como una forma de evitar el cáncer de estómago, somos un testimonio fascinante para el futuro de la existencia humana; que haremos lo necesario para sobrevivir y tener calidad de vida.

El 2010 fue un año difícil. Con la cirugía, llegaron los pensamientos sobre las posibilidades de perder la vida, mi negocio, los ingresos, la sensación de bienestar, la perspectiva optimista, y la salud física. En vez de eso, recibí un gran apoyo familiar y de las amistades, el nacimiento de otra hermosa hija; el negocio continuó exitosamente, y fui capaz de convertir esta experiencia en otra página, para disfrutar de lo que la vida tiene para ofrecerme.

Ahora tengo un aprecio más profundo de todas las cosas que tengo en la vida.

Joseph

Escrito por Joseph Ennis, Director canadiense de SpanishPanama, la escuela de idiomas en Vía Argentina, Ciudad de Panamá. www.spanishpanama.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Puede alguien vivir sin estómago? ¡SÍ! Y usted también… si tiene que hacerlo

Director canadiense de escuela de español en Panamá, Spanish Panama

http://spanishpanama.com/our-school/director-spanishpanama/

Leave a Reply